miércoles, 30 de marzo de 2016

MI PAREJA ES CROSSDRESSER

Por primera vez tenemos el testimonio de la mujer de una crossdresser!
Su actitud ante ello, cómo lo vive, lo disfruta y lo que más me gusta, todo lo maravilloso que puede llegar a ser! 
A cualquier mujer le entran ganas de tener una pareja así nada más leer este fascinante relato!
Amar de tal manera que la persona que amas se sienta libre...
Os invito a leer que la vida puede ser preciosa , depende de con quien y como deseamos vivirla:

"A todos se nos llena la boca a la hora de hablar de libertad, dignidad, diversidad. Todo eso está fenomenal cuando pensamos a lo grande,
pero ¿qué pasa cuando está en lo que nos rodea? Pues que muchas veces nos vemos superados por la realidad, que no deja de ser otra que “los otros”.

Pienso mucho en una obra de Sartre que vi hace años en teatro, A puerta cerrada, que venía a representar su frase “El infierno son los otros”. Estoy de acuerdo a medias, el peor infierno también puede ser uno mismo.
 ¿Por qué toda esta reflexión? Porque últimamente me han pasado varias cosas, hasta aquí nada nuevo, que me han hecho pensar mucho, y he aquí la novedad.

Me he enamorado de una crossdresser, un hombre que disfruta explorando (y explotando también) su lado femenino.
A raíz de esto, he conocido a otras personas como ella (o él), que viven esta situación personal de manera desigual, con mayor o menor aprobación, propia y de su entorno cercano.

Y eso es precisamente lo que me ha llevado a escribir sobre mi vivencia.


A mi tierna edad de 40 años, he pasado por varias relaciones, por lo que creo que cuento con una muestra, que si bien puede no ser representativa, sí es una cifra cuanto menos significativa. He de decir, que con nadie había tenido nunca un vínculo tan cómplice y que me llenara tanto como el que tengo con ella.

Lo primero, es que me encantan él y ella, en general y en particular, con sus abstracciones, sus singularidades, sus convergencias y sus divergencias. Sin este punto de partida, lo demás no tiene sentido.

Pero, además, es que es una relación llena de ventajas:

1.    Diversión y placer… ser mujer mola!
Esto tiene muchas derivadas, pero de fondo, las personas que he conocido que se transforman tienen un espíritu profundamente hedonista. Su lado femenino es su lado salvaje. Son divertidas, atrevidas, descaradas.

El estado de profunda excitación comienza desde el mismo proceso de transformación, aunque lo realmente adrenalínico viene cuando son capaces de salir a la calle vestidas.
 No hay nada mejor que acompañarlas en ese viaje, lleno de emoción. Pero es que además se lo montan de lujo!

Envidio su felicidad cuando se ven de mujer, no sé si alguna mujer se ha llegado a querer como ellas se quieren cuando se sienten mujer. Definitivamente, de mujer quiero ser mujer, pero una mujer como ellas.


2.     Libertad, rebelión, transgresión… Me rebelo, contengo realidades.
¿Con qué principio moral atenta el vestirse como el otro género? Me rebelo contra las convenciones que marcan las fronteras entre géneros y luego pretenden defender la igualdad. No hay nada, nada, que ayude más a entendernos que el que se pongan en nuestros propios tacones!

Siento que son más libres que nosotras, que han tenido que luchar contra muchos elementos, y han salido ganando. La pena es que a veces se encuentren con el infierno de los otros.


3.    Complicidad, compartir… es vivir!
A partir de lo anterior, es fácil deducir que hay una complicidad diferente, intensa, de comprensión mutua.

¿Sabes lo que te puede llegar a entender alguien que ha sufrido volviendo a casa después de una noche con las mismas ampollas en los pies?
Nadie te meterá prisa para salir cuando te estás arreglando, porque ellas tardan tres veces más!
Nada le hará más feliz que ir contigo de compras (para desgracia de las que odiamos hacerlo!).

Tiene mejores productos de maquillaje que yo (se los robo a escondidas). 
Su lencería fina deja la mía a la altura de un conjunto del Sepu (se la robaría a escondidas, si la jodía usara una talla que no me hiciera parecer abrazada por una boa constrictor)
En una sola persona, puede converger amor, sexo, amistad (y parecía una falacia!)



4.     He aprendido a valorar más mi feminidad !
Son curiosas, estudiosas del mundo femenino, un mundo que adoran e idolatran. Nunca había sentido tanta admiración hacia la mujer, como el que me han mostrado las CDs.

Pero sobre todo, y lo más importante, es que es la persona que amas, para la que tu aceptación es fundamental, que sin ella, es una persona a medias. Atrévete a verla como mujer, mira su sonrisa, su felicidad, ¿no te gustaría formar parte de ello?

Por mi parte, compartimos otras muchas cosas, pero me las reservo para hacer negocio con mis memorias cuando recupere la memoria ;-)
Anónima."

Esto solo acaba de empezar, si tu marido o pareja es crossdresser, atrévete a compartirlo y colabora en la felicidad de muchas parejas. 
Un escrito tuyo puede llenar una vida de felicidad.

Escríbeme en info@dafnicoco.com, será todo un placer.

(Imagenes www.okchicas.com).


8 comentarios:

  1. Ha sido maravilloso leer éstas palabras tan llenas de amor y comprensión a un grupo tan criticado hacia nosotr@s,mil gracias por un post tan lleno de fuerza.Un Beso grandísimo para ti y tod@s.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso el post,mil gracias por tan maravillosas palabras hacia nosotr@s.Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso relato, gracia a Dafni Coco por ayudarnos en este maravilloso mundo del travestismo heterosexual, crossdresser o feminofilia. Es un gusto contar con vosotras. Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Excelente, Gracias por compartirnos tu historia. Mi historia es similar; después de varias relaciones y un divorcio, encontré la mujer de mi vida, la cual comparte mi travestismo y lo disfruta tanto como lo disfruto yo. Es mi cómplice, mi amiga, mi esposa,todo cuanto se pueda llegar a ser en pareja. la amo mucho.

    ResponderEliminar
  5. Excelente, Gracias por compartirnos tu historia. Mi historia es similar; después de varias relaciones y un divorcio, encontré la mujer de mi vida, la cual comparte mi travestismo y lo disfruta tanto como lo disfruto yo. Es mi cómplice, mi amiga, mi esposa,todo cuanto se pueda llegar a ser en pareja. la amo mucho.

    ResponderEliminar
  6. Hola, me llamo Amanda Catalan.
    Me encantan tus palabras! Que suerte tiene tu pareja de tener a una mujer comprensiva a su lado que acepte su roll femenino.Es lo que desearimos todas las CD heterosexuales.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la historia. .soy muy maduro y me estoy encontrando ahora mi lado femenino muy fuerte..ne encanta verme femenina usar tacones me fascina..pero creo que a mi edad 50 ..estaré sola en este mundo..y me considero más gay ahora..

    ResponderEliminar
  8. Delicioso.... y totalmente real. Tengo la gran suerte de sentir la misma aceptación.

    ResponderEliminar